Acantosis Nigricans como marcador cutáneo de alteraciones Metabólicas

Magally Nuñez N.

Médica Dermatóloga Devengante de Beca del Hospital Dr. Gustavo Domínguez Z, Ecuador.

Paciente femenina de 27 años, sin antecedentes patológicos. Consultó por lesiones hipercrómicas en cuello y axilas de 15 años de evolución.

Al examen físico se observa dermatosis localizada en cue- llo, axilas, fosas ante cubitales e ingles, caracterizada por la presencia de placas hiperpigmentadas de consistencia ater- ciopelada y papilomatosa (Figura 1).IMC: 22.87 (normal).Los exámenes de laboratorio reportaron hipertrigliceridemia, hi- perinsulinemia (48.49 µU/ ml. Rango normal: 2.6-24.9), índice de resistencia periférica a la insulina (HOMA-IR= 5.8). Resto de resultados fueron normales. El ultrasonido pélvico indica quistes en ovario izquierdo. Se diagnostica acantosis nigricans sindrómica. El tratamiento se realizó con corticoides, retinoi- des tópicos, y controles periódicos por los servicios de Derma- tología, Ginecología, Nutrición y Medicina Interna.

La acantosis nigricans (AN) es una dermatosis de causa no establecida, caracterizada por placas hiperqueratósicas, ater- ciopeladas y papilomatosas, de color marrón-negro; general- mente localizadas en las superficies intertriginosas y el cuello. Se la considera como marcador de resistencia a la insulina y frecuentemente asociada a obesidad.

Por otra parte, la hiperinsulinemia estimula los receptores de los factores de crecimiento tipo insulina de los queratinocitos y fibroblastos, lo que provoca hiperplasia de la piel. El alto nivel de insulina, con frecuencia, es capaz de mantener la homeos- tasis glucídica, a pesar de existir ya un estado prediabético. Además la hiperinsulinemia es un importante cofactor en el síndrome del ovario poliquístico, que afecta al 5% a 10% de las mujeres en edad fértil y entre el 5% y el 33% de las pacientes con este síndrome, desarrollan AN.

Se han descrito ocho tipos de AN: 1. Asociada a obesidad;

2. Sindrómica o endócrina; 3. Paraneoplásica; 4. Inducida por medicamentos; 5. AN acral; 6. AN unilateral; 7. AN familiar y

8. AN mixta.

El diagnóstico de AN es clínico. No existe un tratamiento de elección para la AN, pero los propuestos incluyen antibióticos tópicos, retinoides, queratolíticos, corticosteroides tópicos y láser CO2.Se han informado resultados variables con calcipo- triol, podofilina. Pero está claro que se obtiene mejoría clínica al tratar la enfermedad subyacente. El interés de publicar el presente caso clínico, radica en mos- trar como los signos cutáneos constituyen una herramienta fundamental en la prevención e identificación de pacientes en riesgo de padecer diabetes tipo 2 y enfermedad cardiovas- cular; además de resaltar el impacto que esto tendría en la salud pública. La clave es la oportuna detección de la insuli- norresistencia.

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

Autor

Dra. Magally Núnez
RADIÓLOGA DE CREAMEDICAL

Ambato – Ecuador

Abrir chat